22.12.06

Lunada

Sobre la alfombra de los grillos, en otro viernes desvelado, bailan los cuerpos, azules de luna.

En el portal de mis brazos, tus ojos me reciben, como a un viajero que llega en la espuma.

Entre tus piernas me recibo de aguador de las claves saladas de tu cuerpo.

Errante, te busco, siguiendo los senderos de baba que deja tu deseo de hembra en tierra.

Cuenco donde las palabras pulen el cristal del silencio, puñal que centellea en la oscuridad.

Clepsidra de mar que deja muescas en la tersura del centelleante tiempo compartido.

Glorieta donde el viento de la noche convierte las cortinas en alas que arrasan con la cena.

Duda clavada en la arena, piel hollada por mis dedos, última escala al verano y destino.

Te llevo donde voy, hablo con tu doble, duermo con tu vigilia, porque no está tu cuerpo conmigo.

Salmo que viaja río arriba por los cauces de mis venas y fija su residencia en mi meollo.

Palabra no dicha que resume una constelación de palabras en el chasquido de la lengua.

Mi ave, mi saludo, mi gesto, mi resto, mi celo, mi suelo, mi cielo, mi sello.


Poli

3 comentarios:

atuelina dijo...

super, que increibles momentos los del amor

Mujeres y Hombres dijo...

Excelente Nota, me pareció buenisima, les recomiendo la web http://www.gaterio.com

Saludos y muchos exitos!!

Mujeres y Hombres dijo...

Excelente Nota, me pareció buenisima, les recomiendo la web http://www.gaterio.com

Saludos y muchos exitos!!