25.3.08

El Drama de la Educación Argentina


La legislación vigente (leyes nacionales y provinciales, Estatuto del Docente, etc.) son la principal causa de la terrible realidad de la educación argentina.
Desde hace ya muchos años, está comprobado estadísicamente que son los peores alumnos del secundario, los que eligen la carrera docente. Los más aplicados al estudio prefieren básicamente profesiones relacionadas con el comercio y la empresa, medicina, arquitectura, ingeniería, y demás carreras tradicionales.

Las leyes que atañen a la educación, son desmotivadoras, no promueven la necesidad de una capacitación adecuada, premian la antiguedad y no la actualización profesional, y son poco o nada exigentes para con los educadores, quienes ante los impresionantes cambios que se han producido en los últimos años, se han convertido en analfabetos funcionales que mal pueden formar la los ciudadanos del futuro.

Pero la realidad de los docentes, especialmente en la esfera oficial, es un eslabón más de la oprobiosa cadena que constituye la burocracia estatal, burocracia que no es otra cosa que la manifestación más flagrante del robo social al que nos tiene acostumbrados esta democracia prebendaria y clientelística de la Argentina del comando kirchnerista.

Lejos de achicar el Estado, el kirchnerato ha incrementado el aparato estatal, y para mantenerlo necesita hacer caja a toda costa (léase por ejemplo, retenciones al campo)

Como manifestación de esta burocracia, un empleado en una oficina pública, puede complicarle la vida a un ciudadano que necesita realizar un trámite. Pero un docente, le está complicando la vida para siempre a sus alumnos, futuros ciudadanos. Para ser más claro, un analfabeto funcional como lo son la inmensa mayoría de los docentes argentinos, le está traicionando el futuro a las nuevas generaciones.

Refiriéndose a este robo social de la burocracia argentina, el periodista Jorge Avilés nos dice en su blog: "...el caso de los docentes es ejemplificador: la productividad es bajísima y la calidad de la enseñanza paupérrima dentro de un halo de evocación sarmientina. (Vaya el punto: si se les tomara hoy a esos docentes un examen – y esto debiera hacerse, como lo que preconizaba don Domingo Faustino Sarmiento hace más de 140 años – y esto esta clarito en sus “Obras completas” que nadie lee por supuesto - la inmensa mayoría de los que ahora ocupan esos cargos docentes serían bochados.

5 comentarios:

Cabrit0 dijo...

Excelente post...Bueno bueno. Lo aplaudo acaloradamente y con algarabía.

Aquí en Rep. Dominicana sufrimos del mismo agrandamiento del estado, entrometiendose en cada cosa de nuestras vidas, asfixiandonos hasta el punto de que lo empeora todo de mala manera.

Kamasutra dijo...

Excelente post..Lamentablemente esto ocurre en todo el mundo la lacra de todo los piases es la educación, cuando tenemos que pensar que es nuestro futuro.

wallpapers-karen dijo...

Hola, soy karennett de Buenos Aires. Es lamentable el estado en que tenemos la educacion en este pais. Esperemos que todos juntos podamos hacer del futuro un lugar tranquilo y maravilloso y que mejor que hacerlos mediante la educación, no?
Saludos!

¤ Mårîpø§å Pðntîå¢ ¤ dijo...

Hola! Siguen vivos!!

Mujeres y Hombres dijo...

Excelente Nota, me pareció buenisima, les recomiendo la web http://www.gaterio.com

Saludos y muchos exitos!!